Descubriendo Montessori, educación, montessori

EL DESPERTAR…

Eres maestra o educadora desde hace años, hasta ahora has hecho las cosas como en su día aprendiste a hacerlas… pero… de repente, un buen día, sin saber cómo ni por qué, te cuestionas si estás enfocando la educación de tus alumnos de la mejor manera posible…

001

¿Te sientes identificado/a? 😉 …

Empiezas a investigar por la red y descubres que hay varios métodos educativos que dicen ser “respetuosos con los niños”, indagas, parece que a priori te gusta, sigues leyendo y leyendo, poco a poco te van “encajando” las cosas que vas descubriendo, pero la información es sesgada, lees opiniones de varios lugares, mil artículos diferentes que intentas “ordenar” en tu cabeza, sientes que hay un poco de “caos” ahora mismo en tu cabeza… pero sigues…

002

A medida que vas conociendo más los diferentes métodos puede que haya uno de ellos que pienses que tal vez se adaptaría a tu situación y nueva forma de ir entendiendo la educación, pues poco a poco te vas dando cuenta de que todo tiene sentido, que la educación tradicional de hoy en día en España no es la más adecuada a los niños de hoy y del mañana y de que puedes hacer algo por cambiarla dentro de tus posibilidades.

Puede que el nuevo enfoque de la educación que estás descubriendo y que más te gusta sea el Montessori o una mezcla de los diferentes tipos de educación respetuosa (pues de cada pedagogía te gusta algo diferente), puede que te estén fascinando los materiales Montessori, (son maravillosos ¿verdad?), puede también que decidas hacer algunos de forma casera o que consigas algunos materiales para ir empezando…

003.jpg

Y así pasan los días, las semanas y tal vez los meses… hasta que finalmente te decides a dar el gran paso de ir aplicando con tus niños/as aquello que has ido aprendiendo de forma autodidacta por internet o tal vez en algún libro que te hayas comprado…

Sin embargo, una vez que empiezas te das cuenta de que te sigue faltando formación, no sabes bien cómo ni cuándo presentar los materiales y qué hacer si los niños no responden a la presentación de la forma esperada…

004

Tal vez no sepas cuales son los materiales que has de tener en cada momento, cómo distribuirlos en el ambiente de forma adecuada, cómo gestionar el periodo de adaptación, cómo manejarte con tanto niño haciendo “cosas diferentes”, o con necesidades específicas… te asaltan las dudas…

Si estás en cualquiera de los pasos mencionados, si ya se ha despertado en ti el interés por hacer las cosas algo “diferente”, por avanzar, por descubrir, por “innovar”, yo puedo ayudarte.

005

Soy guía y formadora Montessori, ya he pasado por lo mismo que tú, tengo la formación y experiencia suficiente y la mayoría de materiales Montessori de la etapa de infantil (hasta los 6 años) guardados, esperando a que personas como tú los disfruten…

006

En mis cursos, vivenciales, dejo a los/as participantes manipular los materiales, experimentar con ellos, enriquecerse de ellos, hablamos de los propósitos directos e indirectos de ellos, de dónde conseguirlos o cómo fabricarlos de forma económica, cómo y cuándo presentarlos, de sus extensiones, los imprevistos, qué hacer según la reacción de los niños/as y muchas cosas más! Hacemos un juego de roles donde a veces experimentamos con los materiales haciendo el papel de niños/as y otras veces el papel de guías para practicar y ayudarnos unos/as a otros/as.

007

Desde mi punto de vista hay dos enfoques de los cursos formativos para maestros, los que se hacen para conseguir puntos para otros fines (y si te interesa lo que enseñan mejor que mejor) o los que se hacen por el mero hecho de aprender, pues es en realidad lo que nos interesa de verdad. En este último caso los cursos suelen ser más económicos, pues no hay un incremento del precio por el hecho de estar “homologados” por ningún organismo.

En el caso de la educación Montessori, hay formación oficial de guía Montessori o de Asistente Montessori. Pues las figuras de referencia en el aula Montessori de una escuela Montessori son la de guía y la de asistente Montessori. La diferencia principal entre ambas es que la guía es la que hace todas o la mayoría de las presentaciones de materiales, pues es la que se ha formado para ello. (Un máster Montessori dura mínimo un año y medio y de dinero no te quiero ni contar…) (Y en la formación de asistente no se centran en la parte de materiales Montessori, pues no es su función conocerlos)

Pero eso es para trabajar en escuelas Montessori. Si trabajas en la pública, no te hace falta ni estudiar un máster Montessori (si puedes y quieres es lo mejor pero no es “vital”), ni estudiar asistente Montessori. Lo que realmente necesitas es haberte dado cuenta de que quieres cambiar las cosas en tu aula, que deseas basarte en el enfoque Montessori y conocer bien los materiales que vas a tener.

008

Y para eso YO TE PUEDO AYUDAR, con mis cursos aprenderás en poco tiempo y de forma muy económica, todo lo necesario para aplicar Montessori en tu aula de infantil y mejorar la vida de tus alumnos/as.

¿Qué me dices? ¿Te apuntas al cambio? 😉

009

Anuncios
cursos montessori, Descubriendo Montessori, educación, montessori

La Torre Rosa – Icono de la pedagogía Montessori

20160602_201415

¿Por qué es tan conocida y gusta tanto este material?

Esta torre consta de 10 cubos de madera de haya maciza pintada con pintura lacada no tóxica de color rosa, de distinto tamaño, siendo el más pequeño de un centímetro de arista y el más grande de diez centímetros de arista, en variaciones de un centímetro cúbico. Es decir, 10 cubos que miden en cm 1x1x1, 2x2x2, 3x3x3, 4x4x4, 5x5x5, 6x6x6, 7x7x7, 8x8x8, 9x9x9 y 10x10x10.

Trabajar con la Torre rosa, ayuda a los niños a interiorizar conceptos matemáticos como el volumen, el peso, el sistema decimal, la raíz cúbica, etc…

Se enriquece el vocabulario: grande-pequeño, ligero-pesado, más que, menos que…

Ayuda a perfeccionar los movimientos de motricidad fina y gruesa necesarios para manipularla (el cubo más grande se cogen con las dos manos, el más pequeño con los dedos en forma de pinza…)

Se desarrollan capacidades como la concentración, la coordinación, el orden y la discriminación visual, así como la preparación para las matemáticas.

Se puede trabajar con la torre sola o combinada con otros materiales a modo de extensiones para aumentar su complejidad una vez los niños tienen superadas las primeras presentaciones.

¿Qué se os ocurre hacer con la torre rosa? Pensarlo unos instantes….

…..

…..

…..

¿Una torre tal vez? ¿Empezamos montándola en horizontal?

20160602_200933.jpg

¿Qué tal si ahora la montamos ordenando las aristas de un mismo lado y la observamos desde diferentes ángulos?

20160602_201304

¿Y si ahora probamos a hacerlo de nuevo pero esta vez con los ojos cerrados?

¿Y si probamos a combinarla con otros materiales?

20170313_141439

¿Usamos plantillas?

20170313_144626

20170313_144953

Hay infinidad de posibilidades de trabajo con ella, muchas más combinaciones con otros materiales Montessori. Siempre y cuando suponga un reto asumible por el niño (ni muy fácil ni muy difícil), éste trabajará concentrado durante mucho tiempo experimentando con este maravilloso material.

¿Os animáis a probarlo?

Recordar que es muy importante tanto el modo en que se presentan los materiales, como el lugar donde se ubican en el ambiente preparado y hacerlo en el momento adecuado para cada niño.

Poco a poco iré realizando más posts con imágenes e incluso vídeos hablando de materiales Montessori de todas las áreas, espero que os sean de utilidad.

Estas y otras muchas cuestiones son las que intento transmitir en mis cursos vivenciales. Si quieres ver el calendario de cursos pincha aquí, y si deseas que me desplace a tu localidad no dudes en contactar conmigo.

Mar MV

 

 

 

educación, juego, montessori

Montessori y el juego como estrategia de aprendizaje

13346922_288444748155146_8563782779367070425_n

¿Recordáis las jornadas sobre Juego libre donde se presentó el documental Imagine Elephants, que organizaron Mamielo, Clap y Miscelánea con la colaboración del Ayuntamiento de Castellón y del Patronat de Esports en Castellón y en Villarreal?

13323585_1015270905234182_4130244716073319549_o

Para quien no pudo asistir a ninguna de las dos ediciones, os comparto un resumen de mi aportación como ponente en calidad de Presidenta de la Asociación Montessori de Castellón y Guía Montessori:

Una vez, una madre preocupada me hizo una consulta: “Sé que jugar con mis hijos y sobre todo dejarles que jueguen ellos solos de forma libre y espontánea es super importante para ellos, pero no me imagino cómo va a ser ello posible cuando los tenga que llevar a la escuela.”

Sé que esta duda la tienen muchas familias. Voy a intentar aclarar esta cuestión acerca de la educación Montessori y cómo ésta incorpora el juego en su día a día.

13308718_1015270955234177_3794878438225127890_o

Un niño Montessori se pasará el día jugando, tanto en el aula como en casa. Y eso es así porque en el aula se practica el juego como estrategia de aprendizaje.

Entre dos y cuatro horas al día (dependiendo de la edad y de otros factores), los niños estarán jugando en el aula con materiales específicos con fines concretos y unas pautas de actuación.

Y digo jugando porque son ellos los que eligen lo que les apetece hacer, durante cuanto tiempo hacerlo y además se divierten haciéndolo, por lo tanto la tarea se convierte en juego. La única diferencia es que esas horas de aula, el juego estaría “dirigido”.

Para que os hagáis una idea de cómo es un aula Montessori, son espacios amplios y luminosos, donde los niños pueden moverse con libertad. Se intenta de alguna manera recrear una casa pero en miniatura, con muebles del tamaño de los niños y materiales de su tamaño a su alcance que pueden usar si lo desean. (Vasos, platos, jarras de cristal, cuchillos, cuencos, botellas, estanterías, mesas, sillas…  todo está adaptado a ellos) Confiamos en ellos proporcionándoles elementos reales, solo que de su tamaño.

matematicas

Se permite que jueguen con lo que quieran siempre que estén preparados para ello, sin intervenir, ni dirigir, ni interrumpir cuando juegan, así se favorece su autonomía, su concentración y autoestima pues al repetir la misma acción una y otra vez, las habilidades van mejorando y se van dando cuenta de ello. Y solo se les proporciona ayuda si el niño la solicita, o se ofrece si se observa necesidad.

Sin título-2

El día a día en una escuela Montessori:

Primero pasan 3h/día en el aula concentrados con unos materiales específicos especialmente pensados y diseñados para ellos, con un propósito definido y unas pautas de actuación, y después pasan a hacer actividades grupales o a jugar libremente si lo desean en el exterior o en otra aula.

Por ejemplo, un niño de 3 años que llega a la escuela, muestra especial interés por los trasvases con agua, pasará 3horas practicando una y otra vez a trasvasar líquido de un recipiente a otro, con pipetas, jeringuillas, directamente… y después, se pondrá a jugar con los demás como cualquier otro niño, solo que ese día habrá perfeccionado una tarea que realmente le apetecía realizar. Y si durante el juego hay que trasvasar algo, ya lo tendrá dominado.

20160417_114350.jpg

A lo largo del día hay tiempo para todo, y todo es importante.

Es decir que por una parte en el aula se usan materiales Montessori específicos con un propósito concreto, los niños tienen libertad de elegir con cual quieren trabajar y cuanto tiempo quieren estar, así como libertad de uso de los mismos, siempre y cuando se respete el material y los compañeros.

Y por otra parte, el resto del tiempo jugarían con:

Materiales no estructurados:

20160329_152338

Son aquellos que no han sido especialmente pensados para educar o jugar, pero que sin embargo ofrecen grandes posibilidades para que el niño investigue por sí mismo, desde su propio interés y curiosidad naturales. Normalmente se trata de objetos cotidianos o naturales.

Agua, barro, piedras, palos, ovillos de lana, conchas, tapones de corcho, anillas de cortina, cajas, rollos de papel de WC, llaves, pinzas de la ropa, rulos del pelo, cochas, pintura…

Juguetes:

Los juguetes más sofisticados y complicados no son siempre los mejores ni los más apropiados. Precisamente suele ser lo contrario, cuanto más sencillo es un juguete, más posibilidades tiene el niño de complementarlo con su imaginación y creatividad.

20161210_195203.jpg

El problema de los juguetes complejos es que sólo dejan al niño la posibilidad de verlos como espectador, en cambio, en los juguetes sencillos el niño puede completarlos con su imaginación.

Me gusta citar una frase que dice así: “JUGUETES ACTIVOS, MENTES PASIVAS

Por ejemplo, un coche muy bonito de policía que enciende las luces, emite sonidos y anda sólo, únicamente permite jugar con el coche mirándolo y sólo puede ser un coche de policía.

En cambio, un simple coche de plástico o de madera, permite al niño imaginar que es el coche de los papás, un coche de policía, una ambulancia, un coche de carreras, puede empujarlo con sus propias manos, emitir sonidos, jugar a que se estropea y hay que llamar a la grúa para que lo lleve al taller y lo arreglen…

Espero que os haya gustado, que paséis aún más tiempo jugando con vuestros hijos/as y que para las próximas Navidades o cumpleaños de vuestros hijos, sobrinos, nietos… os planteéis qué juguetes vais a regalar.

Recuerda que si te apetece jugar con tus hijos/as el máximo tiempo posible pero se te acaban las ideas de actividades educativas y divertidas al mismo tiempo, puedes apuntarte a uno de mis cursos de MONTESSORI EN EL HOGAR.

Que tengáis un buen día.

Gracias por leerme.

Mar MV